NOCTE se hace grande ante las inclemencias

731
La primera jornada del festival, la de los estrenos locales del viernes 11, comenzó con normalidad, y tanto Silvia Olivas con su Voy volando en el Puente de Abajo, como Víctor Biau y el Macedonia Cabaré en las Pueblas Altas, deleitaron a un numerosísimo público infantil y familiar entre el que ya se respiraba la expectación que había causado esta quinta edición del festival. A las 23 horas exactas comenzaba La sed, el espectáculo dirigido e interpretado por los bailarines de la compañía de danza de Elia Lozano y los asistentes a los Talleres Municipales de Danza de este 2008. De nuevo, un entregado público felicitó ampliamente el trabajo de los talleristas para, y siguiendo a la Banda Municipal de Música, congregarse en multitud en la Plaza Mayor donde asistir al estreno de 4 ríos, 4 culturas, la coproducción de la Compañía de Danza de Elia Lozano y Teatro Imaginario. Con los bailarines a pie de escenario, sucedió lo que parecía inevitable desde hacía algunos minutos, y una tremenda tormenta de agua y viento vino a protagonizar la primera noche del festival. Con los distintos escenarios inutilizados por la insistencia de sucesivas lluvias, únicamente la actuación de Adeshora y el Desclowntrol en el Teleclub pudo trasladarse al Teatro Salamero, donde consiguieron el primer lleno absoluto de NOCTE, con casi 600 espectadores.

La jornada del sábado 12, aderezada de continuos chubascos, requirió el máximo de la organización, que dispuso escenarios alternativos a nueve de las diez actuaciones programadas. La Compagnie De Si De Là mostró su delicado espectáculo Ailleurs entre los chopos del río Ésera, adelantándose ligeramente al horario inicial e ignorando las tímidas precipitaciones que caían cada varios minutos. Boni, incansable durante toda la noche, marcó los tiempos en cada uno de los itinerarios y congregó a cientos de personas frente a Espacio Pirineos, donde se sucedieron las actuaciones de la Compagnie Du Bà, con un No te pongas azul que el público hizo suyo desde el primer minuto; Ana Continente y Amador Castilla, demostrando la belleza de su pieza Elogio de la Mirada, interpretada mejor que nunca gracias al calor del público y la magia del espacio; y la compañía inglesa Decalage, cuyo fascinante Appel arrancó varios minutos de entregados aplausos del medio millar de espectadores que envolvían la hermosa escena dispuesta en el centro de la nave de la antigua iglesia de la Compañía.

Nuevamente, Boni guió a la parroquia noctámbula hasta el Teatro Salamero, en el que se representaron el Look de la compañía vasca Ertza y Okantomí, de los cubanos Teatro de la Danza del Caribe, estrenos en Aragón y España respectivamente, y que, en estilos muy distintos, demostraron la fuerza narrativa y expresiva de la danza ante un patio de butacas que vivía un lleno absoluto por segunda noche consecutiva.

El último de los escenarios de circunstancias fue la pista de verano del Centro Recreativo Gradense, en la que, en medio de un ambiente puramente festivo, fueron sucediéndose las actuaciones de Teatro Che y Moche, con el premiadísimo musical zíngaro Oua Umplute; el propio Boni y un ovacionadísimo In Situ; y el Cabaret Decay de los franceses Decay Unlimited, quienes también se estrenaban en Aragón. Durante todo el tiempo, y como en cada edición de NOCTE, algunas mujeres de la Asociación Santa Águeda de Graus, pusieron la nota gastronómica al festival con la elaboración de distintas tapas, de las que dio cuenta el numeroso público, que en algunos momentos alcanzó el millar de personas. El desenlace de esta larga y fría jornada la pusieron The Holy Trinity Project, con 80’ s new generation, una sesión en la que desempolvaron algunos de los éxitos de la década dorada de la música de baile.

Para el domingo 13, y gracias al compromiso de artistas y público, NOCTE se reservaba otra gran jornada de arte escénico, con cuatro espectáculos más. Por fin pudo disfrutarse del hechizo de una Plaza Mayor perfectamente rehabilitada, entre cuya belleza emergía imponente el escenario principal en el que se sucedieron -nuevamente ante un auditorio que rondaba las 600 personas- los estrenos de Torniverso, con Bocados de ilusión, una delicada pieza que combinó voz y música en directo con danza; 4 ríos, 4 culturas, coproducción de la Compañía de Danza de Elia Lozano y Teatro Imaginario, de una calidad y calidez artística y plástica extraordinarias, en el que destacó el trabajo de los bailarines; y The Dhoad Gypsies, quienes cambiaron el registro de la noche con una animada demostración de la tradición del Rajastán indio en forma de música, danza y fakirismo.

Y de la Plaza Mayor a la Plaza de la Compañía, donde finalmente Estrikállate tuvieron la oportunidad de estrenar su espectáculo Jodido sueño de una noche de verano, a medio camino entre el teatro, el cabaret y la performance, que resultó ser la propuesta más arriesgada del festival y que vino a poner de relieve las posibilidades creativas de los artistas locales. Tras ellos, aún quedó tiempo para que Moore dejara algunos temas funky que pusieran definitivamente el broche a este NOCTE 2008.

El tesón organizativo, la complicidad del público y la implicación de todos los artistas congregados ha permitido, un año más, y ya son cinco, que el festival NOCTE ofreciera todos los espectáculos programados, pese a la especialmente adversa climatología de esta edición. Si en la pasada destacábamos el grado de consolidación y crecimiento del festival, de este quinto festival hemos de resaltar la madurez y la fuerza que adquiere este evento, de amplia y activa participación de la población local, pero, a su vez, con una notable presencia de artistas internacionales y emergentes, lo que también lo convierte en punto de encuentro para profesionales del espectáculo en vivo que buscan propuestas innovadoras.

Desde el Servicio de Cultura del Ayuntamiento de Graus queremos dar nuestro más sincero agradecimiento a quienes han permitido que este proyecto sea ya historia. A quienes nos han financiado: Programa de Cooperación Transfronteriza del Gobierno de Aragón y Midi-Pyrénées, Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón, Diputación de Huesca y Comarca de la Ribagorza. A quienes han colaborado de un modo u otro: Centro Dramático de Aragón, Red Aragonesa de Espacios Escénicos, Asociación de Fabricantes Longaniza de Graus, Costa Oeste, Asociación de Mujeres Santa Águeda de Graus, Primera 2000, Bodegas Olvena, Europan, Frutas y Verduras Ésera, Quesos Benabarre, Cafetería López, Restaurante Subenuix, Barbitania Diseño, Juju Estudio, Lluis Brasó, Constancio Arigita y Ramón Mascaray. A los grupos y compañías locales que han mostrado lo mejor de sí: Compañía de Danza de Elia Lozano, Adeshora Teatro, Torniverso, Estrikállate, Silvia Olivas, Víctor Biau, la Banda Municipal de Música, los alumnos y alumnas de los Talleres Municipales de Música y Moore. Y a quienes han puesto su esfuerzo y su corazón para que NOCTE 2008 saliera adelante: los trabajadores municipales de la Brigada de Servicios, la Oficina de Turismo, el centro Espacio Pirineos, el Teatro Salamero y el Albergue Municipal, los voluntarios Marta e Irene Moreno, Blanca Gastón, Patricia Buil, Álvaro Vázquez y Jorge Viñas, la empresa de sonido e iluminación Millán, Elena Fortuño y, especialmente, Toño Monzón.
 
Gracias. El sueño ya es de todos.