Elia Lozano despide Nocte con la vistosidad del mito del Laberinto

1018

 

Como reza el título de la última velada del festival grausino, Nocte up, nos dejó «la creación que nos eleva». En algo más de un cuarto de hora, Elia cautivó al público grausino que, pese a la celebración del campeonato del mundo, asistió a arropar a la bailarina afincada en la localidad.

Elia fue el minotauro, un animal con cuerpo humano y cabeza de toro que transmitió fuerza y emoción desde los primeros compases. Un monstruo ahogado por la soledad a la espera de que alguien le liberara.

La actuación destacó también por la magia que transmitió la cuidadísima puesta en escena en la que se recreó el laberinto en el cual se encerró al minotauro. La oscuridad, el fuego, las telas y la música en directo con José María Matute (batería) y Nachi Tomás (diggeridoo) enriquecieron esta última actuación de Nocte 2010 en la que, junto a Elia, participaron los talleristas Miguel Mascaró, Adriana Badel, Sara Castells, Beatriz de la Cal, Lola Díz, Teresa Genestar, Ixeia Lacau, Dani Lombardo, Sandra Marsá, Anne Vervoorn e Isabel Vilas.

A la espera de contar con las cifras que aporte el Ayuntamiento de Graus, Nocte cerró el pasado domingo una de sus ediciones más numerosas. En cuatro noches (Nocte off, jueves; Nocte in, jueves; Nocte pro, sábado y Nocte up, domingo), el Festival Internacional de Artes Escénicas de Graus ha dejado 27 espectáculos a cargo de 23 grupos y compañías procedentes de diez países que han sumado 18 horas de programación de teatro, danza, circo y música representados en una docena de escenarios urbanos del conjunto histórico-artístico de Graus. Entre estos escenarios, destaca este año la incorporación de la rotonda y el monumento a Joaquín Costa o la plaza Tournefeuille, mientras que se han mantenido otros emblemáticos como la plaza Mayor o Espacio Pirineos.

Fuente: Diario del AltoAragón. Elena Fortuño.