Lorenzo Ortas inaugura la 4ª semana del Pirineísmo en Graus

276

 

 

 

El prestigioso montañero Lorenzo Ortas abrió ayer la cuarta Semana del Pirineísmo «Vicente de Heredia» con un repaso retrospectivo a la escalada en el Pirineo a través de las imágenes de sus ascensiones en las paredes y vías de escalada. Un abarrotado Espacio Pirineos acogió esta charla inaugural, incluida en el ciclo «Pirineos en la memoria» dentro de esta semana que concluye esta tarde con la charla de Ricardo Mata sobre la actividad del Club de Escalada Ribaroca.

Alrededor de medio centenar de personas disfrutó finalmente de la charla de Lorenzo Ortas sobre la evolución de la escalada en el Pirineo. La sesión sirvió para acercarse, a través de las espectaculares imágenes del propio Ortas, a vías históricas como las Crestas del Diablo, la Cara norte del Marboré o la del Naranjo de Bulnes. Como recorridos más entrañables, Ortas destacó el del Marboré o el del espolón norte de la Pique Lon, «escaladas soñadas desde niño que finalmente pude hacer y de las que me siento muy orgulloso».

Durante la sesión, este «montañero que escala», según dijo él mismo, se refirió también a dar una pincelada sobre los escaladores modernos en el ámbito pirenaico en su más amplio sentido porque «para mí, pirineístas son los que vienen de Pau, de Zaragoza o de Bilbao».

La cuarta Semana del Pirineísmo se reanuda esta tarde a las 19,30 horas con la charla de Ricardo Mata, del Club Escalada Ribaroca que en su primer año de vida cuenta ya con una treintena de socios. Entre las actividades, se avanzarán las previstas para este año que tras incluir salidas a Olvena, Benabarre, Foradada o Baldellou, les llevarán a Riglos, Navarra y, este verano, tal vez fuera de España. También aludirá a las competiciones en las que participa el club junto con la Escuela de Escalada de Graus.

El Ayuntamiento de Graus y RibaRoca organizan estas jornadas en memoria de Vicente de Heredia, militar y geógrafo grausino de la segunda mitad del siglo XVIII, pionero en las ascensiones a las más altas cumbres del Pirineo.
 
Fuente: Diario del AltoAragón. Elena Fortuño.