La exposición sobre el pionero de la fotografía Andrés Burrel alcanza ya las mil ochocientas visitas

273

En su último tramo, la gran exposición fotográfica ‘Andrés Burrel. La aventura de la imagen. Un fotógrafo en Torres del Obispo a finales del siglo XIX’, ha alcanzado ya las mil ochocientas visitas, en un registro que va a acabar convirtiéndose en record de las exposiciones celebradas en Espacio Pirineos. La muestra, producida por el propio centro, puede visitarse hasta el próximo 28 de septiembre en la nave central del propio equipamiento.

La muestra reúne cerca de doscientas fotografías de este pionero de la imagen en el AltoAragón (algunas inéditas), y está acompañada de abundante documentación, material fotográfico original, así como la recreación del estudio que dispuso en el jardín de Casa Mariano.

Andrés Burrel Sopena (1874-1956) fue el más destacado representante de una saga iniciada en Torres del Obispo por su abuelo Mariano, fundador del colmado familiar El Fénix, y continuada por su padre, también Andrés, lutier y cronista local.

Andrés siguió con la actividad comercial de la casa, al mismo tiempo que emprendía otras aficiones como la relojería, la marquetería, la imprenta, la jardinería o la apicultura, artes a las que se entregó en mayor o menor medida, en ocasiones como apoyo de su vocación principal, la fotografía.

Andrés se iniciaría en la fotografía muy pronto, con apenas diecinueve años, y merced a la amistad y confianza con el que entonces era párroco de Calasanz, José Salinas, del que debió aprender la práctica del oficio. Su espíritu inquieto, el contacto y correspondencia con otros fotógrafos, como los Aguilar de Graus, y el acceso a las innovaciones a través de catálogos y publicaciones especializadas, alumbrarían por unos años en Andrés la ilusión de dedicarse profesionalmente a la fotografía.

Gracias a la labor y respeto de su familia, podemos todavía hoy degustar este maravilloso tesoro, y sumergirnos en la aventura técnica que para Andrés tuvo que ser aprender y desarrollar el arte fotográfico en un pequeño pueblo de Ribagorza a finales del siglo XIX.

La muestra podrá visitarse de martes a sábado hasta el próximo 28 de septiembre. La exposición ha sido comisariada por Jorge Mur para el Ayuntamiento de Graus, y ha sido posible gracias a la colaboración de la familia de Andrés Burrel y de la Fototeca de la Diputación de Huesca, entidad que cofinancia la producción de la muestra.

En la imagen, Andrés con su hermano José María, su padre Andrés y su abuelo Mariano. Foto de José Salinas, ca. 1893, Casa Mariano de Torres del Obispo. Familia de Andrés Burrel. Fototeca de Huesca.

www.espaciopirineos.com