Se incorpora a ‘Lux romanica’ el frontal de altar de San Clemente de Estet

376

Con algún retraso, pero este viernes 24 de julio se incorpora finalmente a la exposición ‘Lux romanica’ la que es una de sus piezas más relevantes: el frontal de altar de la iglesia de San Pedro y San Clemente de Estet, en Montanuy. El frontal forma parte de la colección del MNAC de Barcelona y su cesión estaba aprobada desde el principio, pero la crisis sanitaria y su distinto desarrollo regional han impedido que la pieza pudiera llegar a Graus hasta ahora.

Este de San Clemente es uno de los únicos cinco antipendios o frontales de altar conservados del románico pleno ribagorzano, y el único que todavía no ha sido expuesto en Ribagorza hasta la fecha. Es una obra del siglo XIII, del conocido como taller de Ribagorza, probablemente. Los otros cuatro son los de «la Virgen de la leche» de Betesa y San Vicente de Treserrra, ambos originarios del municipio de Arén, otro de Estet, conocido como «de los Apóstoles», y el de San Martín de Chía, obra cumbre en este grupo.

El frontal de altar de San Clemente de Estet fue adquirido por Lluis Plandiura en la década de 1920, probablemente de forma ilegítima. En 1932 lo vendió a la Junta de Museos de Barcelona, fecha desde la cual está depositado en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Como todo frontal de altar, tiene una doble función: decorativa y didáctica. Este se estructura a la manera tradicional, en tres calles. La del centro presenta una mandorla en la que se incluye a Cristo entronizado en majestad, flanqueado por las letras omega y alfa y rodeado por el Tetramorfos. A izquierda y derecha, y de arriba abajo, se suceden escenas de la vida de San Clemente: el santo frente a Trajano; una escena perdida en la que solo se reconoce una figura; el milagro de la fuente, que el santo hizo manar en su destierro en Crimea, y San Clemente arrojado al Mar Negro. Algunos autores apuestan por un artista diferente al taller de Ribagorza, al encontrar esta pieza más arcaizante y con un planteamiento más rígido. Por ejemplo, Gudiol Ricart hablaba de que infunde un aplomo y arcaísmo notables.

El frontal podrá contemplarse durante el tiempo restante de exposición en la nave central de Espacio Pirineos, hasta el 29 de septiembre en horario de martes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 21 horas. El centro ha atendido todas las recomendaciones sanitarias y la visita a la exposición es una experiencia segura y agradable.

La muestra ‘Lux romanica’ ha sido organizada por el Ayuntamiento de Graus, y en su financiación ha contado con el apoyo de la Diputación de Huesca y la Comarca de Ribagorza, así como la ayuda extraordinaria del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, y la ayuda especial del Ayuntamiento de Montanuy.

www.espaciopirineos.com