NOCTE, uno de los grandes

959

Y es que en su novena edición todavía han sido más las personas, en torno a 5.000, que han gozado de algún momento de sus cuatro noches, de los cuatro itinerarios artísticos propuestos entre los pasados 5 y 8 de julio en Graus.

Indistintamente de que se tratara de la música electrónica de Hidrogenesse la medianoche del jueves, de las sombras chinescas de Valeria Guglietti a primera hora de la tarde del sábado, o del segundo de los pases del espectáculo circense de los belgas Malunes, el público abarrotó espacios y jaleó todo lo que sucedía en NOCTE, un evento que en estas latitudes trasciende de lo que significa un mero festival.

En total, 22 artistas y compañías de Aragón, España y el resto del mundo, han apelado –en 24 espectáculos, y hasta 17 estrenos absolutos o regionales- al entusiasmo de un territorio y de un público fiel, en una perfecta comunión enmarcada por iglesias y palacios, por balcones y portaladas del extraordinario conjunto artístico monumental heredado por Graus.

Adeshora Teatro, La Banda de Música de la A.C. Gradense, Circoactivo, Colectivo TO, Collectif Malunes, Coscorrón, Elías Aguirre y Álvaro Esteban, Enacción Danza, Gatos Oscuros, Hidrogenesse, Hojarasca Danza, Ingrid Magriñá y Julián Juárez, La Salamandre, Licor de Pájaro, Naghí e Isaac, PAI, Proyecto D_Ruses, Sachiko Fullita, Teatro Indigesto, The Faith Keepers, Valeria Guglietti y Violeta Borruel han sido este año los encargados de convertir por unos días a Graus en inagotable foco de emoción e ilusiones, en un festival concebido para todos los públicos y las sensibilidades que busca no dejar a nadie fuera, en un evento de corte familiar que este año ha dirigido especialmente su mirada a los más pequeños.

El Festival NOCTE, diseñado y compuesto con las condiciones y dificultades propias de los proyectos pequeños, se expande y alcanza a todos durante su celebración, como un ente orgánico que se adapta perfectamente a la idiosincrasia del lugar. Porque NOCTE no está en Graus por casualidad. La energía creativa de este territorio es la mayor de sus justificaciones,  su pionera razón de ser, consolidada año tras otro por la participación de los artistas locales. Por otro lado, la magia de su desarrollo produce que nada sea igual aquí, provocándose atmósferas irrepetibles en todas sus representaciones, en cada uno de sus momentos. Su planteamiento, sin duda, merece la etiqueta de Las noches en blanco de Aragón, en una fórmula de éxito que crea escuela en su entorno.

Cumplido el objetivo, ésta es para nosotros la hora de los agradecimientos. En primer lugar, y como no puede ser de otro modo, a la institución organizadora y responsable del festival, al Ayuntamiento de Graus. A continuación, y casi en la misma medida, al resto de administraciones que, con su ayuda, han permitido que esta edición de NOCTE saliese adelante: el Gobierno de Aragón, la Diputación de Huesca, el Ministerio de Cultura y la Comarca de la Ribagorza. Por supuesto y especialmente, gracias a las decenas de artistas, creadores y músicos participantes este año en el festival, acreedores de un sentido reconocimiento, ya que sin su compromiso, esfuerzo y confianza no habría podido tener lugar un NOCTE tan especial. Igualmente loable ha sido la profesionalidad y cuidado con el que la empresa técnica Rampa ha propiciado que cada uno de los espectáculos presentados brillara a su máximo nivel. Gracias a la diseñadora local Tana Latorre por la realización esta edición de la evocadora imagen del festival. Gracias también a los medios de comunicación locales, que han jugado nuevamente un papel determinante para transmitir un programa tan extenso como éste. Gracias a los organismos que han cedido espacios o esfuerzos: el Colegio Joaquín Costa, el Centro de Mayores, la Parroquia de Graus, la Guardia Civil, la Fonda Peperillo, el Palacio del Obispo y la Cafetería El Barón. Gracias a los ocho voluntarios con los que NOCTE ha contado en esta edición, y que han permitido atender todas y cuantas tareas invisibles requiere un evento organizativamente tan complejo. Gracias a los trabajadores del Ayuntamiento de Graus: la brigada de servicios, el personal del albergue, el policía local, Stéphanie, Raquel, Modesto, José Manuel, y sobre todo Javier, que han sumado para poder concluir, con propiedad, que ésta ha sido la mejor entrega de las nueve que ya ha dado NOCTE. Y gracias al equipo de producción externo, a Miguel y a Toño, por un denuedo constante hacia la excelencia, y a Diana, por otro MIDA cargado de belleza; así como a los once diseñadores que formaron parte de él. Por último, y en general, gracias a todos los que se han sentido parte de NOCTE de una forma u otra, gracias de verdad.

Encuentros, abrazos, risas, emociones, ilusión, entusiasmo renovado. Éstas son las mejores cartas con las que cuenta NOCTE. Un festival que devuelve al territorio la inversión realizada; la económica, pero sobre todo la emocional, en una inyección de espíritu y alegría difícil de cuantificar, pero que confiere un valor especial a su celebración en este territorio.

NOCTE, principio y fin de la vida cultural para Graus y su entorno, inicia ahora un nuevo curso, y mira ya a su décima edición. Pensando en lo universal desde lo local. Con medios pequeños para grandes fines. Generando entusiasmo con el que combatir la decadencia. Hasta el año que viene.
 

Jorge Mur
Director del Festival NOCTE
Ayuntamiento de Graus

En la imagen, La Salamandre en la Plaza Mayor de Graus el sábado 7 de julio. Foto de María Blasco.