7.000 personas en Espacio Pirineos durante la primera mitad del año

1630

Hasta el 31 de julio se han registrado exactamente 6.951 visitas, que auguran un fantástico balance a final de año.

Esas casi 7.000 personas han participado en una o varias de las 65 actividades que han tenido lugar en el centro durante esta primera mitad de la temporada, inaugurada el pasado 15 de marzo con la presentación de la exposición Escuela de vanguardia.

Se trata de uno de los mejores registros parciales de los doce años de andadura de Espacio Pirineos que, por ejemplo, cifraba el año pasado 5.792 visitantes a estas alturas de temporada, un 17% menos que en 2018.

Por tipo de actividad, nuevamente han sido las exposiciones las que están concitando un mayor volumen de público, con hasta 2.758 visitantes en las 10 exposiciones registradas, y entre las que destaca la afluencia de Escuela de vanguardia, que acumulaba 1.652 visitas. El resto de la programación celebrada se resume en 18 conferencias y reuniones (824), 12 presentaciones (207), 10 alquileres (336), 8 talleres periódicos y ensayos (1.007) y 7 espectáculos (813). El total se completa con 1.006 personas que han visitado la exposición permanente y/o han llegado al centro para realizar consultas en relación con la acción cultural o las posibilidades turísticas del territorio.

En cuanto a los distintos espacios del centro, es notorio el mayor uso que tiene la nave central, que acumula a su vez los eventos que congregan a más público. Sin embargo, es también cada vez más relevante el papel ejercido por el resto de espacios: la sala 2, con la celebración de pequeñas exposiciones, talleres y conferencias, la sala 3, con talleres y reuniones, y el jardín, con espectáculos y alquileres.

En resumen, 6.951 personas en 98 días de apertura esta temporada, lo que arroja una media diaria de 71 visitas, una cifra extraordinaria que nos anima a seguir trabajando en la misma línea y que invita a pensar en un fantástico 2018.

En la imagen, concierto de Surya Quartet el pasado jueves 12 de julio en el jardín de Espacio Pirineos, dentro del Festival NOCTE. Foto de María Mateo.