Flora y fauna en un altar Mayor

3998

El Mural de la Biodiversidad tiene el objetivo de mostrar, a través de maquetas y pinturas murales, la principal flora y fauna del Pirineo. La calidad artística y la originalidad estética son dos de los valores a destacar a la hora de hablar de él, y todo ello gracias a la participación de un gran equipo de profesionales, que han hecho posible la creación de algo único. Entre los responsables de la realización del mural hemos de citar a Luis Utrilla (director del proyecto museológico de Espacio Pirineos), Jaume Cases (escultor de las réplicas animales), Albert Álvarez y la empresa barcelonesa D’Bolit (creadores, pintores y ensambladores del Mural), la productora Calidoscopi (montadores de la estructura del mismo) y, por último, la empresa oscense Fotoprisma (encargada de la iluminación y la locución en off del Mural).

 

Un gran equipo en el que destacan principalmente la labor de los artistas Albert Álvarez y Jaume Cases. Éste último, desde su taller de Can Feu (Sabadell), creó una treintena de reproducciones de animales elaboradas en resina de poliéster y fibra de vidrio, que desde hace ya más de un año dan vida a la fauna pirenaica en nuestro Espacio Pirineos, en el impresionante Mural del que hablamos. Osos, rebecos, ciervos, jabalíes, ardillas, buitres y otras especies representan  con fidelidad la fauna del Pirineo.