Música y cocina internacional, el broche al Mes del Mundo en Graus

1189

Con guiños a los diferentes países en su atuendo y pequeños fragmentos leídos en distintas lenguas antes de las canciones, la Coral «Villa de Graus» ofreció un original concierto de «Músicas del Mundo». La interpretación coral y teatral se aliaron por parte de los coralistas y la directora, Noelia Torres, que dieron lo mejor de sí mismos en esta actuación, que resultó muy amena.

El repertorio del coro grausino comenzó en casa con la Albada, de David Tellechea. Siguieron los Cantares de Machado con música de Serrat y arreglo de Cangiaro, un clásico de la coral grausina, antes de viajar a Centroeuropa, con temas de Francia (Tourdien: P. Attaingrant), Alemania (Schlaf, kindchen, schlaf: Arreglo U. Kaiser popular alemana) u Holanda (Het soude een meysken gaen om winj: E. Adriaenssen). Sin salir de Europa, recorrieron Italia, con Gobbo so pare: Arreglo C. Jamfre; Irlanda, con el tema Whiskey in the jar: Arreglo C. Gerlitz; o Rusia, con Pater noster: N. Rimsky-Korsakov. Hubo otras canciones de países más alejados como Nga Iwi e: H. Melbourne (popular mahorí-Nueva Zelanda), Akanamanla (popular suráfrica), Songoro cosango: Letra N. Guillén y Música E. Grenet (Cuba) o Plenty good room: Espiritual (EE.UU.).

La Fiesta del Mundo, celebrada a continuación se trasladó en esta quinta edición del edificio de Sindicatos al Centro Recreativo, lo que la hizo más vistosa y participativa, dadas las idóneas condiciones de este local, adquirido recientemente por el Consistorio. El amplio surtido gastronómico marcó la cena-degustación con la que se abrió la velada a la que concurrieron una treintena de platos internacionales. Además de comida española, pudo disfrutarse de platos de Francia, Suiza, Holanda, Inglaterra, Rumanía, Turquía, Marruecos, China, India, México, Venezuela y República Dominicana. Entre las recetas, aperitivos, ensaladas, carnes, rellenos o postres, representando la riqueza de las distintas cocinas del mundo y que fueron degustados por un centenar de personas.

Los rumberos zaragozanos China Chana tomaron el relevo musical alrededor de las 23,30 horas. En 2004 sólo eran un grupo de percusión, aunque China Chana, poco a poco, fue introduciendo otros instrumentos hasta llegar a su formación y sonido actual. Su base es la rumba, aunque mezclada con otros estilos como el reggae, el ska, el rock, o incluso la jota. Sus influencias musicales son evidentes: Peret, la rumba catalana, Ojos de brujo, Macaco, Delinquentes, etcétera. Su directo grausino se compuso de temas originales, plasmados en su primer disco «Al lío», así como algunos de los temas que grabarán en su segundo disco, previsto para finales de este año. Las versiones también tuvieron su espacio en este enérgico directo con temas de Peret, Mano Negra o Labordeta. Los diez integrantes de esta banda mestiza, muy en la línea del Mes del Mundo, supieron plasmar la multiculturalidad presente en cualquier ciudad en un estilo musical propio; una fusión de ritmos de rumba conjugados con un directo frenético que logró conectar con el público grausino.

Los ritmos de la world music de dj Ritmo 75 cerraron la última velada del Mes del Mundo en Graus con una buena participación. 

Fuente: Diario del AltoAragón. Elena Fortuño.