El centro Espacio Pirineos de Graus amplía su oferta expositiva este verano

982

Tanto para quienes conocen este medio como para los que lo visitan por primera vez, la exposición permanente de Espacio Pirineos constituye el mejor recorrido virtual que pueda hacerse a este territorio. Además, la visita a su exposición es una fenomenal actividad para realizar en familia, ya que dispone de elementos audiovisuales e interactivos sorprendentes para niños y mayores.

Para facilitar aún más el acceso a los contenidos del centro Espacio Pirineos, la visita puede realizarse desde esta misma semana bajo tres modalidades diferentes, y en función del tiempo disponible para la misma.

La primera opción, de entrada libre, lleva entre 5 y 10 minutos. Incluye la visita a la nave principal del centro, antigua iglesia de la Compañía de Jesús, un impresionante templo barroco perfectamente rehabilitado. En este espacio se encuentra una pequeña colección de piezas de valor histórico-artístico que conforman el Museo Municipal de Historia, y que se contextualizan por los paneles informativos dedicados a Graus y La Ribagorza.

La segunda opción de visita, de unos 30 minutos de duración, cuesta 1 € por persona. Incluye la visita anterior y se completa con la proyección del audiovisual Pirineos, una producción única compuesta por unas 600 imágenes con las que recorreremos la cordillera, sus paisajes, las gentes y sus culturas. A continuación, una voz en off nos mostrará el Mural de la Biodiversidad: curiosidades y anécdotas del ciclo de la vida en el Pirineo, de su flora y fauna, en una mirada a la esencia natural de la montaña. A la derecha del crucero, un gran mapa interactivo del Pirineo nos permite conocer lo más interesante de este territorio.  Toda la visita se realiza en la nave principal, a un mismo nivel de suelo.

La tercera y más completa opción conlleva en torno a una hora de duración, y tiene un coste de 2 € por persona. Incluye todo lo anterior, y se añade la visita a la planta superior del centro, un recorrido por tribunas y coro de la antigua iglesia, que ahora muestran aspectos tan definitorios en el Pirineo como el hogar, la familia, las comunicaciones, la fiesta, el trabajo, las ferias y mercados, los bosques, y glaciares, el arte románico, las religiones, o el propio movimiento pirineísta. El recorrido se completa con un dinámico audiovisual sobre la historia del Pirineo, y con una breve colección etnográfica de aperos agrícolas.  

Oferta_expositiva_verano_2012.pdf