Balance del 15 Festival de Artes Escénicas de Graus NOCTE

133

Un festival AA+
Balance del 15 Festival de Artes Escénicas de Graus NOCTE hecho desde la organización

Durante diez días hemos asistido a un emocionante carrusel de arte y creatividad, culminado el pasado fin de semana en Graus con una veintena de maravillosas piezas, fruto del talento y el trabajo constante, un verdadero regalo para un público leal, entregado, ansioso.

No podemos calificarlo de otra manera. Ha pasado con gran éxito la decimoquinta edición de NOCTE. Y ésta ha sido, quizá, artísticamente, la que mejores sensaciones ha dejado en su conjunto. Tanto en el prólogo de Estadilla como estos días en Graus el programa ha sido ejecutado al borde de la excelencia. Todos los artistas han ofrecido el máximo, todos han sido generosos, todos han hecho concesiones a un festival que se ha ganado el respecto de quienes han actuado aquí. Y es que NOCTE mantiene una capacidad de atracción que es, seguramente, su mejor baza para acercar al festival a los mejores, ahora y en el futuro.

La filosofía de NOCTE, su carácter libre, su multidisciplinariedad, la itinerancia y nocturnidad, los bellos escenarios de todas las representaciones, una producción técnica atenta y profesional, el cariño del público. Sin duda esos son los factores que han determinado el crecimiento del festival, que lo han llevado de ser un pequeño experimento social y artístico a un fenómeno relevante, un evento referente y faro, un proyecto de la máxima fiabilidad en el que merece la pena estar.

Este año hemos dado varios pasos más. Hemos atraído más colaboradores, en muy distintos ámbitos del proyecto. Hemos sabido trabajar con un equipo nuevo, pero igual de implicado. Hemos podido congregar todavía a más público -seguramente más de 6.000 personas-, mejorando en distintos espacios su comodidad. Hemos abierto vías artísticas poco transitadas anteriormente en la historia del festival, y por las que, definitivamente, queremos seguir avanzando.

Verdaderamente hemos realizado un esfuerzo mayúsculo, llevando a cabo un proyecto que casi en cualquier otro lugar hubiera necesitado del doble de presupuesto, del triple de recursos humanos. No vamos a negarlo, estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido.

Pero también somos conscientes de nuestras flaquezas, de algunas carencias, de todo lo que aún se puede mejorar y de lo que tiene que cambiar. Y es necesario que en esa tarea estemos todos los que conformamos el proyecto, y el público es aquí parte consustancial, corresponsable, protagonista de la ecuación al fin.

Al público se deben los artistas y el festival en la misma medida en la que, como espectadores, asistimos de forma libre a disfrutar de ese trabajo que se ofrece con tanta generosidad como virtud. La calle, el espacio común, no puede nunca ser excusa para una actitud menos cuidadosa, para abreviar el merecido aplauso, para eximirse de la cortesía en un proyecto que por encima de todo quiere, justamente, educar. Y aquí es donde viene el mensaje para parte de ese numeroso público nuevo que tiene el festival: NOCTE no es solo entretenimiento, no son solo espectáculos gratuitos. NOCTE es un compromiso en el que todos debemos estar a la altura, en el que nuestra respuesta ante esa capacidad esencialmente humana llamada arte nos permite conocernos y darnos a conocer, explorar en nosotros mismos también. NOCTE pide aún más.

Muchísimas gracias a todos y cada uno de los artistas, trabajadores y colaboradores de esta edición de NOCTE.
Gracias infinitas a todos cuantos disfrutasteis con respeto.
Hasta el año próximo.

Jorge Mur, director de NOCTE
Ayuntamiento de Graus

Imagen: Leandre frente al festival NOCTE, en el mismo lugar en el que actuó en 2005. Foto de María Mateo.