8M: La artista grausina Peña Marín cede dos de sus obras al Ayuntamiento de Graus

458

En la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, este próximo martes 8 de marzo, a las 17,45 horas en Espacio Pirineos y justo antes del comienzo de la charla “La otra mitad, historias de artistas” sobre la invisibilidad de las mujeres en la historia del arte que será ofrecida por Teresa Abad, tendrá lugar el acto de entrega cesión de dos cuadros de la artista local Peña Marín al Ayuntamiento de Graus.

Los cuadros son los correspondientes a su trabajo para la exposición ‘Femenino plural. Visiones artísticas de mujer’, que tuvo lugar el año pasado en el propio Espacio Pirineos. Concretamente las dos obras que va a donar a sus convecinos grausinos son los que, bajo el título “Pionera. Es por ti”, hacen referencia a su interpretación personal de la figura de la cantante Pepita Sazatornil, quien fuera una de las voces solistas del aclamado Orfeón de Graus que se convirtió en toda una sensación en el mundo de la música coral a comienzos del pasado siglo XX. Estos dos cuadros se colocarán a partir de ahora en la Escuela Municipal de Música de Graus.

Cabe recordar que Pepita Sazatornil, la cuarta de ocho hermanos de una importante familia grausina, comenzó muy pronto a destacar por su voz cantando en los festivales del colegio y formando parte del coro parroquial Las hijas de María. Con la llegada a Graus de Manuel Borguñó y la creación del Orfeón de Graus, Pepita y Conchita López fueron las voces más brillantes de la formación, las solistas elegidas por el director para los distintos conciertos realizados tanto en Graus, como en Zaragoza, Barbastro y Barcelona. Pepita atesoraba una poderosa voz contralto, que deslumbró entonces tanto a su público como a especialistas y periodistas musicales. Pero la mal llamada “gripe española” de 1918 tuvo una grave incidencia en la villa ribagorzana, en la que murieron decenas de personas, incluido el propio padre de Pepita. El Orfeón se desmanteló entonces, abortándose el proyecto de actuar en el Teatro Real de Madrid. Pepita, que podría haber desarrollado una carrera artística, se quedó en Graus, soltera, y su extraordinaria voz no fue más allá de las misas de la parroquia.

Esta trayectoria vital es la que quiso plasmar con su trabajo Peña Marín Colomina, una artista gráfica grausina que desarrolla desde aquí su trabajo desde hace dos décadas, compartiendo estudio creativo con Aitor Tellechea. La mujer y sus derechos son una constante en su obra, consciente de que el artista cuenta con una privilegiada posición desde la que ser escuchado, lo que ella aprovecha para reflexionar sobre las dificultades a las que históricamente se ha expuesto la mujer, simplemente por el hecho de serlo.