Un grausino en Nueva York

1099
                                               

                                                 

"En teoría -comenta- acudí como asociado del área de comunicaciones del festival, un certamen de grandes dimensiones y una enorme complejidad que apuesta este año por aumentar sensiblemente la presencia de espectadores a los actos programados, pero en la práctica estoy un poco de chico para todo". Una función ésta que le permite conocer en profundidad las tripas del festival  y trabajar de primera mano aspectos como la producción, el contacto con los artistas, los métodos de financiación de los montajes -muy diferentes de los que se aplican habitualmente en nuestro país- o la propia estructura escénica de las obras presentadas.

"Es un festival multidisciplinar que se desarrolla durante prácticamente dos semanas, está dirigido por gente con mucho prestigio en el mundo escénico neoyorquino y mi principal interés es sacarle el máximo jugo posible a esta experiencia única", apunta el técnico cultural grausino y recuerda que más de tres millones de personas de origen hispano residen en el área metropolitana de Nueva York y que el festival hace este año un gran esfuerzo "para atraeer también al público anglosajón".

Mur llevaba bastante tiempo dándole vueltas a la cabeza a la posibilidad de realizar un estancia profesional que le permitiera ampliar conocimientos sobre el hecho teatral. "Estuve a punto hace unos meses de marchar a Buenos Aires para participar en la Feria de Teatro Bonaerense pero al final la cosa no cuajó y cuando conocí el Festival de Nueva York me encantó su planteamiento, me puse en contacto con ellos, estuvieron muy receptivos y la cosa fue ya rodada", comenta.

Eso sí, Mur tuvo que pasar por unsinfín de trámites y papeleos "en ocasiones casi surrealistas por la cantidad de datos que solicitan" para conseguir el visado de una estancia en tierras estadounidenses que está pudiendo hacer posible gracias a la ayuda financiera del programa de movilidad profesional del Centro Dramático de Aragón. Su experiencia neoyorquina, por cierto, ya ha tenido su primer fruto ya que la compañía teatral aragonesa Caleidoscopio ha sido invitada a participar en el certamen de la Gran Manzana.

Durante la estancia en Nueva York del técnico grausino, la vida cultural en Graus continúa con la intensidad habitual y esta primavera serán José Manuel Betato y Javier Senz quienes mantengan la actividad del Servicio Municipal de Cultura y el centro Espacio Pirineos, respectivamente. Entretanto, Jorge Mur seguirá al frente de la programación y coordinación de diversas actividades y proyectos culturales del municipio.

El técnico permanecerá en Nueva York justo hasta la finalización del Festival de Teatro Latino prevista para el 28 de junio. "El día 30 -señala- ya estaré de nuevo metido de lleno en la programación de Nocte, el Festival Internacional de las Artes Escénicas de Graus que, aunque está prácticamente cerrada, requerira de los últimos retoques".

El festival Nocte se caracteriza por su ambición de acoger todos los géneros escénicos -bien sea teatro, música en vivo, performances o danza- con la única particularidad de ser representado en la calle y ha supuesto en los últimos años uno de los referentes más destacados de la amplia programación cultural que oferta el Ayuntamiento de Graus.

Fuente: Heraldo de Aragón-Suplemento de Huesca. Ángel Gayúbar.