Ribagorza Pop Festival 2009 apuesta por la música con «ñ»

873
Esta cuarta edición sigue apostando por la diversidad cultural con la muestra desde la Ribagorza de los sonidos que componen el panorama actual. También se pretende abrir un espacio en el que se den cita artistas de diferentes estilos, géneros, edades y procedencias como manifiesto de la vitalidad y riqueza de las propuestas artísticas que se conciben en España y Aragón.

En este viaje por el panorama español se realizará una parada obligada llena de reconocimiento y sentimiento hacia uno de los grupos de rock de la escena aragonesa, Tako. A través de su decimocuarto disco, "Takorce", acercarán todos los éxitos de su gran trayectoria en los escenarios de la comunidad.

                                       

Los valores emergentes también se darán cita en este escenario con dos formaciones que están arrasando dentro y fuera de las fronteras aragonesas. El Columpio Asesino y Love Of Lesbian. Los navarros con un directo apasionado harán gala de su estilo indeterminado que va desde el rock al punk, mezclando electrónica y sintetizadores, en una de las actuaciones más vibrantes del Festival.Los catalanes Love Of Lesbian fue telonero de The Cure, en 2000. Ahora llega a Graus con su "Cuentos chinos para niños del Japón", elegido mejor disco del año por la revista musical "Mondosonoro", siendo una de las formaciones más apreciadas por la crítica de la escena indie española.

Este programa se completará este año con las actuaciones de los catalanes Manel, el peculiar cantautor aragonés Bigott, los sorprendentes Krakovia, el rock "con casta aragonesa" de Vicente Gabasa y de los Acetileno, y los post-electroclash de Cistitis and The Pajer y El Niño de la Hipoteca.

Los precios serán muy asequibles, no superan los 30 euros, un reclamo más para disfrutar en el escenario ribagorzano de las mejores apuestas nacionales en diversos ámbitos musicales. El flamenco, rock, pop, música electrónica son algunas de las excusas perfectas para visitar la localidad de Graus en un verano cargado de música en la escena oscense.

Los responsables y organizadores esperan poder superar o igualar la cifra de asistencia del año pasado, 3.000 visitantes, sin que la crisis incida en demasía sobre la participación. Por ello esta cuarta entrega cuenta con la intención de reforzar y ampliar la oferta del Festival con un sondeo del momento actual que atraviesa la música española. Según la organización, "el resultado será un menú abierto a un público muy amplio, pero exigente, en el que se demuestra la permanente capacidad renovadora del panorama musical español".

Fuente: Diario del Altoaragón.