Emotiva celebración del veinticinco aniversario de la Coral de Graus

1136
La coral "Villa de Graus", con la veintena de miembros que la conforman en la actualidad, fue la encargada de dar la bienvenida a los muchísimos asistentes congregados en la nave central del Espacio Pirineos. Bajo la batuta de su joven directora, Noelia Torres, interpretaron temas como Caminante no hay camino o cantos espirituales afroamericanos. El brillante presente de la coral grausina, un coro mixto de voces -soprano, contralto, tenor y bajo- marcado por la heterogeneidad, tanto en cuanto a edades como a conocimientos musicales, se puso de manifiesto en estos primeros compases de la velada, si bien a continuación se dio paso a unos momentos más entrañables que invitaron a volver la vista atrás.

                                     

Con José Antonio González Serena, ex miembro del grupo y director ocasional del mismo, como maestro de ceremonias, se miró hacia el pasado "no para caer en la nostalgia, sino para tomar impulso", dijo. El músico grausino recordó la intensa actividad de la coral durante estos 25 años, los numerosos viajes, encuentros y conciertos por la parte norte de España y el sur de Francia. Desde hace años, el coro ofrece una media de 14 conciertos al año y tiene en su agenda varias citas fijas a lo largo del año como son el Encuentro de Corales Villa de Graus "Memorial David Tellechea", la actuación en las fiestas de Graus el día 14 de septiembre -día en el que se presentaron en 1984-, el concierto de Navidad y dos misas en el Santuario de Torreciudad.

                                     

La proyección de un montaje con imágenes de estos 25 años en la pantalla gigante de Espacio Pirineos sirvió para ilustrar esta intensa y exitosa trayectoria. Las imágenes cedidas por Cruz Mariñosa, que recibió un reconocimiento por su excelente archivo fotográfico perfectamente documentado, se acompañaron de la música del CD grabado por la propia coral bajo la tutela de David Tellechea, hace varios años.

                                    

Tras homenajear al propio Tellechea y entregar un ramo de flores a su viuda, la alcaldesa de Graus, María Victoria Celaya, aseguró que la coral "Villa de Graus" es la "continuadora del orfeón de Graus", un hito musical del pasado siglo. Celaya parafraseó un texto de Mariano de Cavia publicado en el Diario el Sol en 1918 en el que se refería al orfeón de Graus como "un caso hermoso y ejemplar de descentralización", ya que se trató del "primer orfeón aragonés y uno de los mejores de toda España".
La alcaldesa reiteró el apoyo consistorial a la coral y por ello, "el aniversario se ha incluido en el programa de fiestas porque es importante contar con un producto musical de calidad, de casa y ya con una larga andadura", comentó. Celaya tuvo palabras de reconocimiento para David Tellechea, quien dirigió la coral durante 15 años, sucediendo en el cargo a Ángel Plácido. En este tiempo, se ofrecieron más de 300 actuaciones con 2.300 canciones dirigidas en concierto.

La actual directora, Noelia Torres, también recibió un caluroso homenaje, ya que tras el fallecimiento de Tellechea, "con su juventud y decisión y en unos momentos muy difíciles se hizo cargo del coro, abatido y triste".

Sin poder contener la emoción, la propia Noelia dirigió la segunda parte del recital, en el que el coro alcanzó las cuarenta personas, ya que se incorporaron ex coralistas de distintas etapas de la coral grausina. Emocionados pero disfrutando del reencuentro, los coralistas actuales y pasados interpretaron temas como Más vale trocar o Turdión, si bien los más emotivos fueron los dedicados a Tellechea como la Mañana de San Juan o la Albada grausina, armonizada por él mismo. La jota "Viva Aragón", uno de los temas más emblemáticos de la Coral "Villa de Graus" puso el colofón a esta entrañable velada.

Fuente: Diario del Altoaragón. Elena Fortuño.